Como una barca a la deriva…

barca-a-la-deriva

Resulta increíble la capacidad de crear excusas que podemos tener los humanos. Esa inteligencia que tenemos a nuestro alcance para sacar provecho de absolutamente todo, resulta que juega en nuestra contra cuando tememos asumir el control y la responsabilidad de nuestra propia vida.

Y es que…las cosas pasan,  y  como entendemos que ha de haber “culpables”, la culpa es de otros… o en todo caso, la culpa  es de la vida.

Con las circunstancias a favor o en contra, parece que todo es cuestión de suerte. Por eso no es nuestra vida, sino la que nos toca.

Y es que…las cosas pasan, y yo, yo nunca sé porqué me pasan…

Cómo ser feliz cuando “nada” depende de mí y “todo” queda en manos de un cruel o mágico destino. Preso de las circunstancias, o mejor dicho, preso de “mi actitud” frente a ellas, soy como una barca a la deriva en medio del mar, siempre a merced del viento y la tempestad. Y el miedo, ese que sólo debería estar en mí para protegerme de los peligros reales, con más protagonismo que nunca. Asumiendo una y otra vez el control y la responsabilidad de una vida que es sólo mía.

Miedo a no ser reconocido, a no ser querido, a no ser suficiente, a estar solo, …miedo a ser quien siempre he querido ser.

Mejor quédate dónde estás, da igual que estés a disgusto, lo importante es tener argumentos que te justifiquen. Estás en una barca en medio del mar, no? entonces…Qué quieres? …Caerte por la borda y ahogarte?, qué quieres? que te dé el sol y quemarte? qué quieres? que te caiga la lluvia encima y mojarte? Qué quieres? Quieres acabar descubriendo que tu barca tiene velas y timón y puedes dirigirla tú? NO!!!! qué estás diciendo insensato!!!Eso no es para ti! qué pasaría entonces si te equivocas, si fracasas?…Qué ganarías Tú si te hicieras responsable de todas y cada una de tus acciones, de tus pensamientos y  de tus emociones? eh!? Qué ganarías Tú?!

…Dejar de ser una barca a la deriva?

Inés

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

La fuerza más poderosa que existe

c2e

El otro día releyendo algunos de esos escritos que a veces encuentro por internet y me gusta conservar, me encontré con un texto maravilloso que aunque imagino muchos conoceréis, vale la pena recordar.

Se trata de una carta que supuestamente Albert Einstein escribió a Lieserl, esa hija misteriosa fruto de su relación con Mileva Maric,  de la cual poco se ha podido saber con certeza. Algunos dicen que fue dada en adopción, otros que falleció de escarlatina cuando apenas contaba con un año de vida, tanto se ha especulado en torno a este capítulo de la vida del científico  que ha dado lugar incluso a la publicación de algunas novelas..

No sé si por esa imagen de genio loco, desaliñado y con cara de bueno, personalmente siempre he visto a Einstein como un ser entrañable, aunque existen autores que le describen como una persona bastante insensible e inestable emocionalmente. 

Pero más allá de cómo haya sido la verdadera personalidad de este incuestionable genio, e independientemente de si esta carta es de su autoría o no, lo que no me merece ninguna duda es que ha de ser compartida…

Mi querida hija:

Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los prejuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el amor.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta.

Tu padre, Albert Einstein

Añadir algo por mi parte sería estropear un texto que considero maravilloso…

Inés 

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , | 3 comentarios

Lo que descubrí de mi mente buscando setas

seta-cardo-2

Ya empieza el otoño y en breve llegará el tiempo de ir a coger setas. Para quien nunca ha practicado esta actividad os diré que además de pasar un rato increíble en contacto con la naturaleza, te evidencia de forma muy clara cómo actúa nuestro cerebro.

Reconozco que esa tarde de domingo otoñal en la que mi pareja me propuso esta “apasionante”actividad, pensé:-setas?!!, con lo a gustito que estoy yo tumbadita en este sofá maravilloso! y con lo fácil que es ir a coger una bandejita al súper 😉  Y…si vamos otro día?. Una vez más la pereza iba a estropear una tarde maravillosa, pero afortunadamente no se dio por vencido y al tercer:-venga, bah, vamos que ya verás que se está muy bien ahora en el campo, me convenció.

Para quienes somos amantes de la naturaleza estar en medio del campo es una auténtica maravilla. No hay nada que te conecte más a tu Ser y al momento presente que caminar por el campo…el canto de los pájaros, el olor de la tierra después de la lluvia, el ruido de las hojas de los árboles, los colores…en fin, un verdadero espectáculo para los sentidos…

Íbamos en busca de setas “de cardo” porque son las que suelen crecer por esa zona, así que me explicó por dónde podía encontrarlas, qué características tenían y cómo había que cortarlas. Y así fue como empezamos la búsqueda…No habían pasado ni cinco minutos cuando le escucho:- he cogido una, aquí otra, otra…

Grrr! yo no veía ni una y mira que me concentraba y andaba despacito mirando por todos lados. Hasta que de repente…zas! creo que encontré una!!! mira, mira!!. Efectivamente había encontrado una que además era preciosa!. Lo que sucedió luego fue lo realmente increíble. De repente comenzaron a aparecer ante mis ojos un montón de ellas, y lo más curioso es que las encontraba por los sitios dónde antes no había visto nada.

Pensé:-cómo puede ser esto? han crecido en cinco minutos o es que estaba ciega?. La respuesta era evidente, me costó encontrar la primera porque mi cerebro no tenía identificada claramente la imagen, pero cuando localicé una, mi cerebro rápidamente identificó y me hizo ver todas las que había.

He puesto el ejemplo de las setas porque para mí fue tremendamente esclarecedor, pero lo mismo ocurre cuando por ejemplo nos compramos un coche y de repente empezamos a ver ese modelo y color por todas partes, o cuando te quedas embarazada y parece que todo el mundo está embarazado. La verdad es que podría poner un montón de ejemplos y es que nuestro cerebro trae a nuestra mente todo aquello a lo que prestamos atención.

De ahí la importancia que tiene ser conscientes de hacia dónde nos estamos enfocando, qué proceso de “búsqueda” estamos activando en nuestra mente. Porque si empezamos a centrar nuestra atención en los obstáculos, las dificultades, etc. etc., nuestro cerebro lo tendrá muy claro…OBJETIVO: PROBLEMAS.

Se estima que las personas tenemos unos 60.000 pensamientos al día de los cuales más del 80% son negativos, porqué? porque solemos centrarnos en lo que nos falta, lo que es un impedimento. Siempre enfocamos nuestra atención en nuestras “carencias”.

Por eso para cambiar ese torrente de pensamientos negativos que día a día nos invaden, no debemos resistirnos, simplemente debemos desviar nuestra atención hacia todo aquello que es positivo, todo lo que son nuestras “riquezas”.

Está demostrado que cuanto más te resistes a un pensamiento más lo activas,  porque le estás prestando atención. Y el cerebro responde dándote más de lo mismo. Basta que te digan o te digas:-no pienses en esto o aquello para que estés todo el día pensando en eso.

Todos sabemos que los pensamientos  generan emociones y las emociones son las que nos impulsan a actuar de un modo u otro. De ahí que debamos prestar suma atención a todo aquello que nos ronda por la cabeza, todo eso que pensamos. Porque un pensamiento negativo siempre generará una emoción negativa y ya sabemos cuál será el comportamiento que tendremos si esto sucede.

Buda decía “Cambia tus pensamientos y cambiará tu vida”, pero cambiar no significa “luchar” o “resistirse”. Significa sustituir uno malo por uno bueno, y el modo de hacerlo es poniendo atención solamente en los buenos. Haz la prueba y verás como poco a poco tu mente capta el nuevo enfoque y comienza a centrarse en todo eso que al final te hace sentir mejor, con más entusiasmo y con toda esa energía que acaba siendo el motor de cualquier cambio.

Para mí quedó muy claro esa tarde de otoño  y agradezco a esta naturaleza maravillosa que Dios nos ha dado toda la sabiduría que nos aporta. A vosotros no sé que os habrá parecido esta reflexión y si os será útil o no, pero hay algo que creo tener claro…las setas ya no serán lo que eran 😉 🙂 

Inés

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , | 4 comentarios

Eliges Tú

regalos-vida

De un tiempo a esta parte cada vez me convenzo más de lo cómodos que nos sentimos en la queja. Es un hábito que vamos adquiriendo a medida que crecemos y que afianzamos con el consentimiento de quienes nos rodean. Tenemos una tendencia a dramatizar cualquier circunstancia, y así nos convertimos en víctimas indefensas de nuestra vida.

Decir que no hay tragedias en esta vida sería absurdo, claro que las hay, y muchas. Una muerte prematura o inesperada, una enfermedad que nos quita la vitalidad y nos hace padecer, no tener un techo donde cobijarse o no tener dinero para alimentarnos o alimentar a nuestros hijos. Tragedias hay muchas, hay guerras, hay miseria, hay dolor…

Pero qué hay de todas esas cosas que son percances, dificultades, obstáculos…que convertimos en tragedias? A qué nos conduce no saber distinguir lo importante de lo que no lo es?

Tenemos la mala costumbre de centrar nuestra atención en todo aquello que nos “falta”. Porque da igual que tengamos salud, un techo donde cobijarnos, una comida diaria, una familia, siempre hay algo que no es “perfecto” y hay que ver lo mal que valoramos la imperfección.

Tenemos la mala costumbre de permitir que cualquier circunstancia en contra, por pequeña que sea, nos amargue el día, la semana, el mes…y así nos pasamos buena parte de nuestra vida esperando un mañana mejor que en realidad nunca llega porque siempre hay un motivo para que no lo sea.

De un tiempo a esta parte me doy cuenta que no sirve de nada que alguien ajeno a ti te intente transmitir todas estas cosas, porque al final, es uno quien decide cómo quiere que sea su vida. Y da igual lo que nos puedan decir, lo que otros nos quieran hacer ver, porque hasta que no asumimos nuestra responsabilidad, nos mantenemos en la sordoceguera más absoluta.

Quizá por eso, ahora que me voy haciendo mayor ,me doy cuenta que hasta que no nos hacemos cargo de nuestra responsabilidad, no hay nada que podamos hacer. Porque cuando te sientes víctima, no hay salida. Para tomar decisiones hay que ser protagonista, hay que aceptar las consecuencias, hay que admitir equivocaciones, hay que asumir retos….

Ser protagonista nunca evitará las tragedias, pero nos dará la mayor de nuestras libertades, decidir cómo afrontarlas. Y en el día a día nos ayudará a tener claras nuestras prioridades y a saber lo que importa y lo que no. Las dificultades no son tragedias, e incluso las mayores tragedias, en ocasiones, son nuestras grandes oportunidades.

Por eso, no malgastes tu tiempo en la queja, no veas problemas donde no los hay…y empieza a ser el protagonista, porque cuando empiezas a serlo…Eliges Tú

Inés

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | 4 comentarios

Me quiero, no me quiero…

margarita

Dicen que la autoestima se desarrolla durante la infancia, aunque yo creo que eso es algo que viene “de serie”, el problema es que muchas veces la destruimos con los años. Un bebé se descubre a sí mismo con auténtica fascinación: sus manitas, sus pies, los sonidos que emite, las sonrisas que despierta en aquellos que están cerca suyo…se siente feliz consigo mismo.

Sin duda, cuando somos bebés todo apunta a ser “maravilloso”, porque caigo en gracia a todo el mundo y además si tengo alguna necesidad con que llore un poco basta. Todavía no pienso, no tengo un lenguaje que me permita hacerlo. Simplemente miro, escucho, me muevo, siento y la curiosidad me lleva a querer experimentarlo todo.

Pero ainsss,  como va cambiando el cuento a medida que pasan los años…con lo a gusto que yo estaba disfrutando de cada momento de mi vida. Poco a poco las cosas cambian y aparece el NO. No “toques”, no “chupes”, no! arggg! CACA!…..¿¿caca??que asco!!! y yo que estaba a punto de chuparlo!. Desde ese momento aprendo que tengo que mirar bien lo que me llevo a la boca…

Aunque la cosa no queda ahí, no, no. Siempre es una de “cal” y otra de “arena”. Una vez incorporado  el “no” en mi aprendizaje, viene esa época en la que empiezo a “andar” yo solita por todas partes. Cuesta conseguirlo, te caes, y te vuelves a caer, pero no importa porque en ese momento de tu vida tienes a toda la “afición” de tu parte para que lo intentes una y otra vez, y además nadie te hace dudar de que puedas conseguirlo. Que orgullosa estoy de mí misma!.

Luego viene el lenguaje, y con él  ,la posibilidad de expresarme, por fin voy a poder decir No yo también!!!, aunque también comienzan las “etiquetas”, esas que te clasifican por grupos: guapa, fea, sosa, simpática, tímida, extrovertida, vaga, tonta, lista, etc. etc., algo que no acabo de entender muy bien porqué se hace, pero que parece ser lo habitual. Y yo me pregunto…porqué tienen que definirme?.

En fin, será cuestión de tomárselo con filosofía y rescatar lo bueno. Porque no sé, algo me dice que esto de venir al mundo y VIVIR será toda una experiencia. Tengo un cuerpo que me sirve para experimentar sensaciones, me permite la acción y una mente que además de ser una base de datos increíble, calcula, resuelve, diseña, crea…vamos, una auténtica maravilla!

Pero cómo no me voy a querer y valorar cada día más si soy la leche!!!

Ah!? que no?, que no basta con lo que soy?, ah! que hay requisitos para amarme!!! Y eso quién lo dice?

Dicen los expertos que la autoestima se desarrolla en la infancia, por eso, nuestros padres tienen una gran influencia en ella. Seguramente que si, pero qué podemos reclamar a unas personas que han intentado darnos lo mejor? puede que se hayan equivocado en muchas cosas, pero lo hicieron lo mejor que pudieron, ellos también arrastraban los errores de los suyos. Ahora que muchos de nosotros somos padres, sabemos que no es nada fácil, que uno lo intenta pero también se equivoca.  Además ya somos lo suficientemente mayorcitos como para seguir culpabilizando a nuestros padres de conductas que podemos modificar.

Tenemos que  asumirnos como  adultos, ya es  nuestra responsabilidad el modo en que nos tratamos, nos escuchamos, nos valoramos y nos respetamos. Y si no lo estamos haciendo bien, es hora de cambiarlo. Porque el No bien que lo aprendimos, así que ya es hora de que lo pongamos en práctica y digamos: no quiero esto para mí.

Llegamos a esta vida sintiéndonos perfectos, esa hermosa sensación tiene que estar perdida por alguna parte de nosotros y debemos encontrarla. Quizá debiéramos empezar mirándonos nuevamente al espejo, pero rescatando la mirada de nuestro niño, ese que mira sin juzgar y se descubre con fascinación.

Charles Chaplin dijo en una ocasión ” Cuando empecé realmente a quererme, me liberé de todo lo que no era sano para mí. Alejé de mí comidas, personas, objetos, situaciones y sobre todo, aquello que siempre me hundía. Al principio lo llamé egoísmo sano, pero hoy sé que eso es amor propio”.

Puede que el amor por uno mismo, la “autoestima” se desarrolle en la infancia, yo sinceramente creo que es un sentimiento interior incuestionable que traemos desde que nacemos, pero que acabamos deteriorando por enfocar siempre toda nuestra atención en lo de fuera. Pero aunque así fuera, siempre hay tiempo y ocasión para mejorarla, recuperarla o crearla si es preciso.  Tenemos que dejarnos de tanto pensar y volver a sentir. Tenemos que volver a ser un poco más “insensatos” con las exigencias del mundo en que vivimos. Tenemos que alejar aquello que nos hace dudar, nos menosprecia, nos coarta, nos intoxica o nos daña…Tenemos que dejarnos de tanto tener y empezar a Ser. Porque no hemos venido a competir con nadie ni a demostrar nada, hemos venido a Vivir y el verdadero reto pasa por superarnos.

Inés 

Publicado en Pensamientos, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios

Sé feliz tú

felicidad

No es fácil ser uno mismo cuando se vive preso del “que dirán” o las opiniones ajenas. Tenemos la mala costumbre de dar demasiada importancia a quienes vierten su opinión sin tener la menor idea de cómo nos sentimos, o qué nos impulsa a seguir un camino determinado.

Tenemos la mala costumbre de juzgar y sentenciar las emociones y situaciones propias y ajenas, como si alguien nos hubiera dicho que eso forma parte de nuestro hacer en esta vida.

No podemos ser libres de hacer, de pensar, de sentir o decidir, si continuamente nos situamos bajo la mirada rigurosa de los otros o de la nuestra propia cuando nos dejamos influenciar por todo aquello que de un modo u otro nos inculca esta sociedad en la que vivimos. Y si no podemos ser libres, nunca podremos sacar a la luz nuestro verdadero ser.

Todo siempre tiene una explicación, un porqué de lo que sentimos, hacemos o decimos, y aunque no la hubiera, aunque sólo fuera porque sí, porque me apetece…es tan sólo cosa nuestra.

Hay una oportunidad que si no la aprovechamos se pierde definitivamente y es la de vivir nuestra propia vida. Esa no repite nunca, porque estás aquí y ahora, y sólo se vive una vez.

Hay un refrán que dice “juzga mi camino cuando estés en mis zapatos” y es que nadie mejor que nosotros mismos para saber cuáles son las razones que nos impulsan a vivirla de un modo u otro.

Así que como diría Steve Jobs “No permitas que el ruido de las opiniones ajenas silencie tu voz interior”. Esta es tu vida, y tuya la responsabilidad de vivirla como tú decidas. La vida sólo se vive una vez y no estamos aquí para intentar agradar a todo el mundo, estamos aquí para ser felices y compartir nuestra felicidad con quienes nos rodean. Porque cuanto más feliz seas tú, más felicidad podrás regalar a los que están contigo.

La vida no cambia con frases bonitas, cambia con tu ejemplo y si haces que tu vida cuente en un sentido positivo, dando todo eso que realmente llevas en tu interior, mostrándote tal y como eres, conseguirás contagiar de entusiasmo y felicidad a quienes te rodean.

Sé feliz tú y harás feliz a mucha gente.

Inés

Publicado en Pensamientos, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | 10 comentarios

Por quién doblan las campanas

campanas

Absorto en sus pensamientos su mirada se percibía ausente… Ausente del lugar en el que estaba, ausente del paisaje que observaba…ausente de una vida que se le escapaba.

Nunca tuvo el valor de luchar por sus propios sueños, o mejor dicho, nunca siquiera se atrevió a soñar. La vida era como “era” y había que resignarse…Resignarse…murmuraba, que mala es la resignación pensaba..

-Qué piensas? le preguntó quien le acompañaba

-Qué pienso?…pienso tantas cosas!. Resulta curioso como uno puede acumular en su memoria tantos recuerdos. Parece mentira que toda una vida pueda caber en un sitio tan pequeño como esta cabeza mía que nunca dio demasiado de sí. Sabes? me he pasado casi toda la vida trabajando en aquella era, de sol a sol, desde los 7 años. Había que trabajar duro, muy duro…apenas si había tiempo de ir al colegio, con lo que me hubiera gustado estudiar,aprender. Hay tantas cosas que aprender…pero sólo pude aprender las lecciones que me dio la vida, eso y alguna cosa más, pero siempre a golpe de experiencias…                                                                                

Ojalá pudiera dar marcha atrás…comenzar de nuevo. Nos tomamos la vida demasiado en serio y pasado el tiempo comprendes que hay que ser más “inconscientes”…Creo que si hoy volviera a nacer disfrutaría mucho más de todo, sería un poco  más  “insensato”…diría más lo que siento, le daría importancia a esos pequeños detalles que al final son los que cuentan…me arriesgaría más…tendría menos miedos… Qué malos son los miedos!! siempre están ahí, acechando  como buitres carroñeros, despedazando todos y cada unos de nuestros sueños…pero lo que fue, ya fue y no tiene remedio. Porque en la vida no hay vuelta atrás, verdad?

-No…no hay vuelta atrás. La vida va en una sola dirección, aunque el camino lo elijas tú

-Elegir? es que tenemos la posibilidad de elegir?. No, amiga mía,no… Yo no siento que haya elegido nada…o si? Quizá si en vez de…hubiera…

Su voz se fue apagando como el brillo de unos ojos que aunque cansados, parecían empeñados en guardar para sí todo aquello que podía ver desde su ventana…

-Te has fijado cómo bailan los trigos al compás del viento? nunca he visto un mar azul, pero me he bañado en este inmenso mar verde cada primavera…Que fácil de  hacer parece todo, a toro pasado. Habrá quien en esta vida no se arrepienta de nada?. Hoy no sé que me pasa, sólo sé  que me ha dado por recordar y esas malditas campanas no paran de sonar!!!! Están tocando “a muerto”, no?…Tú sabes por quién doblan las campanas?

-Sí amigo, lo sé…las campanas doblan por ti y  es hora de marcharse…  

Inés                                                                                      

Publicado en relato | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios